SAN FERMÍN 2017

 

 

UNA FERIA DEL TORO

Con demasiadas orejas baratas

Los expertos coinciden en que la mejor faena, la de Antonio Ferrera en el segundo toro del día 13, se quedó paradójicamente sin premio


ferrerapamplon

Antonio Ferrera en Pamplona


Agencias – Pamplona – 15-07-17


La mejor faena de todos los Sanfermines, la que el extremeño Antonio Ferrera le hizo a su segundo toro el día 13 de julio, se quedó paradójicamente sin premio en una Feria del Toro 2017 marcada por la sobrada generosidad de público y presidencias para conceder orejas demasiado baratas.


En total, si sumamos a las de las ocho corridas las paseadas en la novillada y de rejones del prólogo, este año se han dado hasta veintiséis trofeos a lo largo de un abono sanferminero que registra incluso seis salidas a hombros, que hubieran sido siete de no haber resultado herido Roca Rey.


Pero las resonantes cifras no reflejan la verdadera dimensión de unos triunfos menores en su mayoría, por haberse conseguido con muy justos o escasos méritos o incluso por faenas que no llegaron a apurar la buena condición de muchos de los toros destacados que han salido al ruedo pamplonés.


El aspecto ganadero, que tanto cuenta en la que desde hace más de medio siglo se conoce como "Feria del Toro", ha sido uno de los más destacados del abono pamplonés, ya que, salvo en la primera y la última (es decir, salvo "cebadas" y "miuras"), en las otras seis corridas siempre ha habido, al menos, un astado de nota o varios con posibilidades de triunfo.


Ya que el encierro no afecta apenas a su juego en la plaza -por las pocas distracciones y la gran velocidad en carrera que proporciona a los animales su preparación previa en el campo- este año han embestido en Pamplona toros de muy distintas hechuras, volúmenes y edades.


Y lo han hecho tanto algunos que rondaban o pasaban de los seiscientos kilos como otros más terciados o finos de lámina, que de todo ha habido en unos lotes que han tenido el único denominador común -como condición sine qua non en esta plaza- de la aparatosidad y la agresividad de sus cornamentas.


Tres toros con los hierros de José Escolar, La Ventana del Puerto y Fuente Ymbro resultaron, por ejemplo, bastante más bravos que "Forajido", premiado finalmente con el premio "Carriquiri" y que vino dentro de esa corrida de Victoriano del Río que, junto a la de Jandilla, lidió el sexteto más completo y manejable de la feria.


Precisamente a esos toros de Del Río se les llegaron a cortar hasta cinco orejas en tarde de dispendios presidenciales, aunque solo fuera realmente justificada la primera de las dos concedidas a Ginés Marín, quien se ganó así la sustitución del herido Roca Rey en el festejo del día 13.


Con ese doble aval, Marín pudo salir a hombros al lado de López Simón, al que premiaron por dos faenas anodinas, igual que lo fue el también orejeado trasteo de Sebastián Castella o los dos que la tarde anterior desplegó el peruano Roca Rey, que no aprovechó así la bravura del toro jabonero de Jandilla que le hirió entrando a matar.

banner1

banner3
banner4