CALI - Colombia

 

 

CÉSAR MANOTAS

Pasea la única oreja de la tarde en la última de prefería

Encierro descastado y sin nada dentro

 

cali-manotas

César Manotas paseando la oreja

 


El Albero – Cali – 13-11-17


Fotos.- Julián Velasco

Plaza de Cañaveralejo

Última de prefería

Tres cuartos de entrada.


Toros de Punta Umbría con encaste Santa Coloma, bien presentados, en las hechuras de la casa y muy faltos de raza y bravura.


Emilio Laserna, silencio

Andrés de los Ríos, ovación

Ricardo Rivera, silencio tras tres avisos y silencio en el de regalo.

César Manotas, oreja

Leandro de Andalucía, silencio tras tres avisos.

Franco Salcedo, palmas.


El encierro de "Punta Umbria " decepcionó en extremo, descastados, sin raza, sin emplearse y sin fondo, no se prestaron para el lucimiento, a pesar de estar bien presentados, con hechuras y en el tipo del encaste. Muy penoso el encierro que incidió en el transcurso de la tarde. -


Emilio Serna se las vio ante un sosote ejemplar que embestía con la cara a media altura, sin transmitir. Todo quedó en una entera para escuchar algunas palmas.-


Andrés de los Ríos, con otro ejemplar de las mismas características, logró, a base de insistencia, alguna tanda ligada sin más. Tardó en doblar su oponente con una estocada traserilla, escuchando un aviso.-


Ricardo Rivera lo intentó con detalles hasta que el toro se paró y hasta ahí llegó todo. Escuchó los tres avisos ante la dificultad que le presentó el astado para ejecutar la suerte suprema. Le faltó recursos.-


César Manotas cortó la única oreja de la tarde. El toro permitió ligar y el cartagenero templó la embestida bondadosa del de Punta Umbría. Término por rajarse yéndose a tablas. Logró una entera en buen sitio para obtener el premio del apéndice. -


Leandro de Andalucía pechó con el peligroso de la tarde, descastado, complicado y sin opciones. Sin recursos escuchó los tres avisos.-


Franco Salcedo calentó el ambiente en los tendidos al recibir por verónicas y eso fue todo ante el manso de solemnidad que desarrolló peligro. Logro una buena estocada para escuchar algunas palmas.-


Ricardo Rivera regaló el sobrero sin que sucediera nada digno de mención ante la mansedumbre del toro.-



banner1

banner3
banner4