MONUMENTAL DE INSURGENTES

 


HISTÓRICO INDULTO EN LA PLAZA MÉXICO

Cartagena se lleva el honor con un buen ejemplar de Reyes Hurtas

 

escarcega.cartagena

Macias y Cartagena a hombros en la México

 


Por.- Alejandro Escárcega – México – 12-02-18


Monumental Plaza de Toros México.

14° Corrida de la Temporada Grande 2017 - 2018.

Entrada mala con clima nublado y frío.


2 toros de Reyes Huerta para rejones, bien presentados y buenos, palmas al primero e indulto al cuarto. 4 toros de Las Huertas, bien presentados, bueno el quinto.


Andy Cartagena, silencio e indulto

Arturo Macías "El Cejas", oreja y oreja con un aviso

Leo Valadez, silencio y palmas


Una corrida para el recuerdo es la que vivimos hoy en la décima cuarta y última Corrida de la Temporada Grande 2017 - 2018 en la Monumental Plaza de Toros México, en la que se lidiaron dos excelentes toros de la ganadería de Reyes Huerta para rejones, uno aplaudido en el arrastre y otro indultado por primera vez en la Plaza México, por el rejoneador benidormense Andy Cartagena y cuatro de Las Huertas, bien presentados y desigual comportamiento, para los aguascalentenses Arturo Macías "El Cejas" que cortó una oreja en cada toro y Leo Valadez, silencio y palmas.


Abrió el festejo Andy Cartagena (corto azabache y gris perla) con "Yoyi" de Reyes Huerta, número 256, cárdeno obscuro bragado meano y cornidelantero, montando a "Cuco" "Gorrión", "Inocente", dejando un rejón de castigo, y testigo banderillas una al violín, tres cortas al relance, la rosa y muy mal con los rejones de muerte; cuatro pinchazos para escuchar conventual silencio y arrastre lento al toro.


El cuarto fue "Copo de Nieve", también de Reyes Huerta, número 250, cárdeno claro nevado bragado meano caribello y acucharado con 514 kilos, un toro bravo y noble que desde salida vimos su bravura y nobleza, con el que el benidormense hizo lo que quiso ante el delirio del tendido; quitó el sobresaliente Jorge López "Zotoluco" deleitándose con el percal. Ante la petición del público el Juez de Plaza, Don Enrique Braun y su Asesor Don Miguel Ángel Arroyo, atinadamente concedió el indulto, para que Cartagena y el ganadero Don José María Arturo Huerta dieran clamorosa vuelta al ruedo.


Para la lidia a la usanza española, se corrieron cuatro toros de Las Huertas, bien presentados y desigual comportamiento.


Arturo Macías "El Cejas" (nazareno y oro) con "Petirrojo" número 29, castaño listón bragado meano rebarbo y cornivuelto, capotazos de salida, quitando Valadez por chicuelinas, respondiéndole Macías por tafalleras. Confiado en su torería le brindó al cónclave capitalino, para doblarse en tablas y derechazos finiquitados con cambios de mano, el toro se rajó y el aguascalentense lo hizo embestir a regañadientes, luciéndose con capetillinas y manoletinas en la contraquerencia, finiquitadas de una estocada hasta los gavilanes para cortar una oreja que le entregó el alguacilillo Saúl Rivera.


Con "Muñeco" número 45, cárdeno obscuro bragado y cornivuelto con 536 kilos, salió a por todas, verónicas y chica de recibo, quitó por gaoneras siendo cogido sin consecuencias que lamentar, sin verse la ropa, brindó a todos, para hacer una faena plena de entrega y torería, para con la toledana dejar una estocada trasera, un certero descabello con un aviso entreverado, para cortar otra oreja, que ahora le entregó el alguacilillo Arturo Ramos y salir en hombros por la Puerta Grande en compañía de Cartagena al finalizar el festejo y la Temporada.


Leo Valadez (azul rey y oro) con "Conchito", número 67, cárdeno obscuro bragado meano rabicano y cornidelantero tocado del derecho con 531 kilos, lo veroniqueó de salida, brincando al callejón después de ser picado, de regreso al ruedo, quitó por zapopinas. Brindó a todos, para tratar de muletear a un toro manso y descastado que huía de la muleta y volvía contrario, por lo que cortó por lo sano, pasaportándolo de estocada caída y delantera para escuchar silencio y pitos al toro en el arrastre.


Cerró el festejo y la Temporada Grande 2017 - 2018 con "Huapanguero", número 77, cárdeno claro bragado meano calcetero caribello y cornidelantero con 542 kilos, al que veroniqueó con chicuelinas entreveradas de salida y quitó con el quite de oro, lesionándose las patas, sin que el Juez se percatara de la lesión, por lo que no fue cambiado y sin brindar, Valadez lo toreó por la cara, para con el acero dejar una estocada y un par de descabellos para escuchar las últimas palmas de la tarde.


Salieron en hombros Cartagena y Macías.

banner1

banner3
banner4